Con el parche 1.6 a la vuelta de la esquina, son muchas las opiniones que surgieron con el estado del meta que hemos estado viviendo estas últimas semanas. Personalidades como MegaM0gwai, Alanzq, BBG (Bruised By God) además de otros, compartieron su visión sobre el que pudiera haber sido no el mejor meta que hemos vivido en Legends of Runeterra. Pero… ¿De verdad fue tan malo?

Voy a lanzar la primera piedra y voy a decir que No, este meta no fue para nada malo, pero un poco frustrante de jugar. Y ahora, ¿Donde estuvo el problema?

En mi opinión, el problema que tuvimos fue que por primera vez, nos encontramos con un meta muy polarizado o muy «Piedra, papel, tijera». Aún habiendo gran variedad de mazos con los que jugar a alto nivel, cosa que ha caracterizado a Legends of Runeterra desde sus inicios, se contrarrestaban a gran escala entre sí.

Con el auge y poder del Burn, teniendo como ejemplos el famoso «Darrowing» o «Elusivos/noxus» , el meta, que es un organismo en continuo cambio y se adapta al ambiente en el que vive, tomó el camino para intentar parar este tipo de agresión, y nació el famoso deck de «Anivia/braum» , que ya vivió su momento de fama anteriormente en la beta bajo el nombre de «Anivia eterna» , pero que con ciertos cambios a cartas y sobretodo a Braum, se convirtió en el referente control a partir del parche 1.4.

Con Darrowing y Anivia/braum a la cabeza en las tablas, necesitábamos parar la opresión que suponía éste último deck, y de esta manera los jugadores echaron el guante a una ya famosa combinación: Jonia/piltover, con sus dos variantes (Heimerdinger control y Ezreal/Karma, teniendo mayor presencia éste ultimo).

En ningún momento me atrevo a decir que estos eran los únicos decks jugados en ladder, ya que os estaría contando una mentira. Pero, cualquier jugador que haya estado jugando rankeds durante estos dos parches, puede afirmar sin ningún compromiso que estos eran los dominantes en relación con todos los demás.

El problema viene cuando los decks dominantes de un meta se contrarrestan de una forma tan fuerte como estos. A continuación os dejo una imagen explicativa de lo que os estoy intentando decir. Obviad mis grandes habilidades con el paint.

Cuando ocurre esto, más que un meta malo, es un meta frustrante, donde en muchas partidas empiezas sabiendo que, aunque siempre hay posibilidades (ya que no deja de ser un juego de cartas), dependiendo del match up con el que te hayas encontrado, tienes altas probabilidad de ganar/perder, sin haber ese término medio que ha caracterizado otros estados del meta más estables.

Un juego nunca es fácil de equilibrar, y mucho menos un juego de cartas donde el mínimo cambio puede producir un giro de 360º al estilo de juego.

Con el parche de equilibrio 1.6 estando tan cercano, ¿Que pasará con el estado del meta? ¿Pegará un gran cambio? ¿La dominancia de ciertas regiones seguirá vigente? Contadme que pensáis en mis streams de 11 am a 14 pm/15 pm Horario Español.